Novela Romántica.

Entradas etiquetadas como ‘microrelato’

SUEÑO DE VERANO

Pequeño relato, para pasar el rato. Que lo disfrutéis!!! 😉

SUEÑO DE VERANO.

Observo, casi hipnotizado, el girar de las aspas del ventilador. Su función apenas se cumple y retiro, por sexta vez consecutiva, el sudor de mi frente.

Observo la playa de aguas turquesas que hay a mi derecha y a la tía buena de escueto biquini que camina por ella, sonriente y muy seductora. No puedo evitarlo; yo también sonrío. Y babeo. Siempre me pasa; cada vez que miro ese póster de Pirelli.

Después gruño y me cabreo cuando regreso a la realidad de la oficina, donde la única tía que hay en la planta es la secretaria del jefe y queda muy, muy lejos, de la modelo del póster.

Las aspas del ventilador siguen girando, los teclados siguen sonando y los teléfonos incordiando. Ignoro la luz roja que parpadea en el mío y continúo mirando a Vanesa.

Es una polvorilla que corre por los pasillos subida a unos mini tacones. Me hace gracia porque no quiere impresionar, al menos con su físico, y cargada de carpetas cruza el pasillo central, de norte a sur, sin apenas posar su diminuto trasero en la silla. No le gusta llamar la atención y mucho menos ser el centro. Está aquí por su valía; eso no lo duda nadie. Y el jefe es demasiado viejo como para que ella caiga rendida a sus pies. No, ella no.

Mis ojos pasan de Vanesa a la modelo de Pirelli, y ya no sonrío. Ni babeo. Es una verdadera lástima que para que te miren y admiren debas ir casi en pelotas y estar muy follable. ¿Acaso esa modelo, de la cual no sé ni el nombre, vale más que Vanesa? Definitivamente no. Incluso puede que valga menos.

Vanesa se acerca a mi mesa y frunce la boca cuando me pilla mirando el póster de mi compañero de cubículo.

-Límpiate las babas, anda.

La miro de arriba abajo con detenimiento, traspasando su fina blusa color ocre y su faldita blanca de tubo.

-Es sudor. Estoy caliente.

Sus mejillas se tornan rojizas al captar la indirecta.

-Mañana a estas horas te encontraras en la playa.

-Y además acompañado por una tía más buena que la del póster.

Vanesa agita la cabeza, deja una carpeta en mi mesa y camina acelerada hasta la suya. Tras tomar asiento, rebusca entre los cajones y, sabedora de que sigo mirándola, me enseña un escueto biquini amarillo y verde, exactamente igual al de la modelo del póster. Sonrío perverso ante lo pícara que puede llegar a ser y sé que, tras mi estancia en el Caribe con ella, su póster presidirá mi mesa.

con cariño… Olivier Moon

romance-extremo

Anuncios
Bloguionistas

La voz de los guionistas en castellano

Noelia Amarillo

Noelia Amarillo

elpoderdelalectura

¡Nunca la lectura fue tan necesaria... ¡ni tan poderosa!

Letras, Libros y Lecturas con Arthe

Lo que leo, lo que escribo y lo que siento cuando hago ambas cosas

EN ANTENA CON AMBER

Novela Romántica.

WordPress.com en Español

Blog de Noticias de la Comunidad WordPress.com